¿Mamá y Talla Plus? – Lo que Debes Saber si estás Embarazada

¡Estar embarazada! No hay imagen más tierna y hermosa que la de una madre abrazando a su bebé a través de su pancita. Es como si ambos se vieran con los ojos del alma.

Muchas agencias publicitarias se han adueñado de esa imagen y; la verdad es que no los podemos culpar, una madre no se ve buenamoza, se ve radiante.

Pero he allí un detalle que no gusta mucho a la mujer moderna. Si somos hermanas, amigas, madre, hija, mujer, emprendedoras, exitosas y tantas cosas más.

¿Por qué embarazadas no podemos vernos fashion?

Sé que muchas mujeres con mal gusto han tergiversado antes lo que quiero decir, sin embargo; quiero aclarar que mi visión es más centrada que eso.

Te haré una afirmación aquí y ahora: ¡Una embarazada talla plus puede lucir hermosa, radiante y buenamoza; todo al mismo tiempo que cuida correctamente de su salud!

Si la sociedad te ha llevado a creer lo contrario, entonces déjame romper esas barreras erróneas.

Ser Talla Plus y estar Embarazada

Quiero comenzar por la estética porque es un tema en que soy especialista y no, no es algo que diga yo solamente; lo dicen todas mis amigas a quienes he ayudado.

¡Tú puedes ser una embarazada talla plus que luce hermosa y radiante, sin dejar de ser coqueta a la vez!

Porque seamos francas; la rompe hogares parecen oler cuándo estamos más encerradas en lo que más importa (el futuro bebé) y muchas veces a una mujer embarazada se le olvida que aún tiene un esposo y no debería darlo todo por sentado.

La belleza femenina tiene muchos niveles y etapas, el embarazo es una de esas etapas en las que, si te lo propones bien; puedes seguir conquistando a tu pareja, sólo sigue estos consejos.

No seas una piñata

La principal razón por la que se generó esa comparación de una mujer embarazada con una piñata no fue porque tenían un bebé adentro y la piñata dulces.

La verdadera razón son esas bragas, camisas, pantalones; y demás accesorios con motivos de bebés que señalan tu panza o buscan desviar la atención hacia ella.

Te digo una cosa amiga mía, ya es obvio que tendrás un bebé. O sea, ¿acaso no lo nota tú ya de forma visual?

Un payaso, un globo o una gran cantidad de bordados de biberones en tu ropa no es algo que sea muy hermoso. Es decir, para todo hay su lugar y su momento; todos esos bordados representan lo que al bebé le espera cuando nazca.

No tienes por qué llevarlo en la ropa como si le gritaras al mundo.

Y te aseguro que a un hombre eso no le parece sexy; tierno sí, pero no es algo que les inspire como hombres sino como padres.

No te digo que lleves un vestido rojo de látex ajustado a medida; pero se puede aprovechar el aumento de volumen en tus caderas y senos para seguir enamorando a tu pareja. Recuerda que sólo te verá de ese tamaño embarazada; así que no lo hagas una experiencia que le inspire voltear a los lados, no le permitas que se pierda esa etapa tuya porque incluso antes de tener el bebé ya se ha hartado de tantos globos y payasos.

Usando tus pantalones favoritos

Pues sí, tu cola se verá más voluptuosa. ¿Cómo puedes aprovechar esto para lucir hermosa, tierna, elegante y buenamoza; todo al mismo tiempo?

Pues acude a tu guarda ropa y busca esos pantalones que mejor te hacen ver. Aquí tienes dos opciones, o lo modificas con un truco de costura que te comentaré más adelante; o te compras unos nuevos de una talla más grande y lo modificas.

La ropa pre-mamá es muy costosa, pero puedes diseñarla tú misma; y que piénsalo por un momento: la única diferencia de un pantalón tradicional y uno de mamá es el elástico.

Es cierto que da mucho calor, pero un elástico adaptado puede convertir cualquier pantalón casual favorito de tu
repertorio en una pieza perfecta para la futura madre.

Claro que, no vas a querer arruinar ese pantalón que es tu meta para cuando ya hayas dado a luz (toda mujer desea volver a su talla “normal”) pero sí puedes comprar uno igual salvo que una o dos tallas más grande.

Agrega un elástico a ese pantalón por tus propios medios si eres buena con la máquina de coser o en su defecto, acude a una persona hábil para dicha tarea.

¡No sólo estarás escapando de esa ropa pre mamá que es más costosa de lo que debería!; estarás al mismo tiempo conservando tu estilo único y que tanto enamora. Pero esta vez con el añadido de que te verás radiante gracias a tu barriguita.

La parte superior

Adquiere camisas similares a los bay doll, pero que definitivamente se abran en “A” y cubran toda la zona bajo los senos.

El aumento de tus caderas (en combinación con tus pantalones favoritos) sumado al incremento en tus senos te permitirá lucir un baby doll sin tergiversar las proporciones de tu figura.

Desvía la atención de tu pancita y dirígela un poco hacia tus senos para verte radiante pero al mismo tiempo ¡sexy!

¿Y la salud?

Con respecto a eso, yo no soy médico nutricionista y mucho menos pediatra. Pero de algo estoy segura; el autoestima de la madre es clave durante el embarazo.

Los bebés en el vientre pueden percibir los cambios de ánimo en la madre. Una madre que está constantemente triste por la transformación de su cuerpo no es algo saludable para el bebé.

Por ello debes tratar de mantener una imagen que te haga sentir bien contigo misma ¿y qué mejor manera de volver a esos atuendos que tanto te gustan pero adaptados a tu barriguita?

Un bebé no debería agregar más de 10 Kg al peso de la madre.

No uses el embarazo para comer lo que quieras.

Ser talla plus es muy diferente a sufrir de obesidad. La obesidad es causada por un desorden alimenticio y yo no la defiendo; sería lo mismo que defender la anorexia.

Ambos son males que debemos hacerles cara y luchar contra ellos hasta eliminarlos de la sociedad; pues están ligados intrínsecamente al autoestima de la persona.

Aliméntate bien, según las indicaciones del pediatra; una buena alimentación en conjunto con una buena autoestima le brindarán al futuro bebé un ambiente perfecto para desarrollarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *