Cuando sientas que quieres rendirte, lee este artículo para recuperar tu motivación

Es imposible mantener una sonrisa las 24 horas del día, los 7 días de la semana. En algún momento u otro, la vida nos golpea fuerte e incluso; nos da hasta un golpe bajo. Sin embargo, ¿eso significa que no vale la pena luchar?

A menudo me he encontrado con personas que han decidido dejarse pisar por las circunstancias; su motivación y han renunciando por completo a su capacidad de defenderse, es lo que se conoce como indefensión aprendida.

Cuando veo estas situaciones, me doy cuenta que lo único que necesitan en su vida es recuperar la motivación. Pero ¿cómo hacerlo? Pues existen varias formas; y para acceder a ellas solo necesitas ver bien dentro de ti.

La mejor motivación está dentro de ti

La clave para recuperar el control y convertirte en la protagonista de tu vida es, mirar en tu interior y hacer dos cosas: lo que quieres hacer, y lo que debes hacer.

Una va enfocada hacia ti y nadie más, mientras que la otra va dirigida hacia la sociedad; no obstante, ten en cuenta esto siempre: nunca vas a caerle bien a todo el mundo.

Las personas siempre te criticarán, se quejarán de ti y hasta te envidiarán; por esa razón, no critiques, no envidies ni te quejes. Comprende y acepta que esta vida que tienes es única, una oportunidad irrepetible, o como me gusta verlo; un cheque con fecha de caducidad de 24 horas.

La mejor motivación está dentro de ti

Si en tu día te sientes agobiada o sobrecogida por todo; entonces al menos has estas tres cosas, solo estas tres cosas cada día:

  • Una cosa que te haga ilusión y que alimente tu capacidad de soñar y tu motivación
  • Algo que te ayude a nivel profesional y de realización personal
  • Un gesto noble con alguien de tu familia

Puedes renunciar a muchas cosas; pero nunca renuncies a hacer esas tres acciones en tus 24 horas. Deja de compararte y de juzgarte teniendo como modelo a alguien que consideres “exitoso”; la verdadera motivación está en compararte con tu yo de ayer.

¿Qué hizo tu yo de ayer con ese cheque que le dio la vida y que ya se venció? ¿Qué harás hoy?; supérate a ti cada día, y verás cómo pronto superarás a todos los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *