Cómo manejar el bullying o discriminación por ser Bella Con Curvas

Quienes hemos sido plus size durante toda nuestra vida, sabemos lo difícil que es enfrentarse a la discriminación o bullying por nuestra apariencia.

Abrirnos paso dentro de esta sociedad tan discriminatoria no es fácil y fueron muchos años de no aceptación por otras personas.

Pero esa misma discriminación por nuestro peso, es lo que nos llevó a saber aceptarnos sin importar el qué dirán.

Llegar hasta el punto de sentirse bien y quererse tal cual somos no es fácil, sobre todo si no tenemos apoyo para sobreponernos.

Pero el principal apoyo debe de venir de nosotras mismas. Eso lo entendí a muy temprana edad.

No fue un camino fácil. Y debo admitir que a veces es abrumador. Pero lo importante es saber que ningún cuerpo es igual y que no importa lo que hagas o como seas siempre te van a juzgar.

Un mundo de flacas

bullying
cortesía de: pinterest.com

Ya sea por redes sociales, o en la televisión, el estereotipo que venden las grandes casas de modas son mujeres altas, delgadas y sin un gramo de grasa.

Todas aquellas mujeres parecieran que en vez de ser saludables, mueren de hambre para entrar en un vestido de alta moda.

Esa idea fue, durante mucho tiempo un impedimento para mí. Cada vez que decía sentirme bien conmigo misma, me sentía bombardeada por esta imagen de una súper mujer que jamás sufrió de celulitis o estrías.

¡Y estaba tan equivocada!

Al sentirme mal conmigo misma, permitía que los demás también se metieran conmigo.

Ser de talla grande nunca ha sido algo fácil. Desde los apodos acompañados de insultos y muchas veces por discriminación me fue empujando poco a poco a un abismo.

Pero la manera en cómo salí de ese lugar fue aceptándome a mí misma.

Nunca he sido una mujer de pasar horas en el gimnasio, o de comer sano, pero cuando comencé a hacer las cosas a mi ritmo vi como todo fue cambiando.

No sólo mi personalidad mejoró sino que comencé a ver un cambio de actitud de las personas hacia a mí.

Entonces lo comprendí

Yo tenía que tomar las riendas de mi vida.

cortesía de: blog.stateofmindactive.com

Tenía que demostrar que era digna del respeto de los demás, no porque me importara, sino porque era mi derecho de sentirme respetada como mujer.

Cuando comencé no sólo a quererme o aceptarme tal cual soy, los demás empezaron a ver todos mis potenciales.

Todos aquellos sobre nombres por los que lloré durante la noche dejaron de sonar cada vez que caminaba por la calle.

Te parecerá poco increíble, pero es en serio.

Una vez escuché de alguien “siempre camina derecho, ni viendo hacia el piso, ni levantando la cabeza más que los demás, camina con seguridad y siempre con una dirección”.

cortesía de: A Plus

Esas palabras cambiaron mi vida. “Camina siempre con una dirección”.

Y así lo he hecho durante mucho tiempo. He caminado hacia la dirección de aceptarme como soy, Bella con Curvas.

Superar el bullying no es fácil

Son muchas las personas que toman la decisión de terminar sus vidas porque no pueden con el escarnio social.

Y si alguna vez te sientes de esa manera, por favor, busca ayuda, habla con alguien, explícale lo que pasa, pero siempre di lo que sientes.

yolamasgorda.com.ar

Para comenzar podrías seguir con estos pasos para superar estos problemas:

  1. Comunícate: nadie está realmente solo en la vida, eso es falso. Busca ayuda y comunica lo que pasa y cómo te sientes.
  2. Relaciónate: no te apartes de tu círculo social, y relaciónate con amigos, familia, compañeros de escuela, de trabajo.
  3. Trabaja en tu confianza: busca hobbies que te ayuden a superar la depresión y que te sirvan para mejorar tu confianza no solamente con tu físico sino contigo misma.
  4. Busca la manera de encaminar la situación: los acosadores, no importa de qué edad sean, son personas que tienen una muy alta necesidad de atención. Lo mejor que puedes hacer es ignorarlo.
  5. Ámate: incluye la siguiente frase en tu lista: sé amable contigo misma. Aprende a quererte antes de que otro te quiera.
  6. Si la situación empeora, busca ayuda: si eres un adolescente que sufre de bullying escolar, entonces comunícalo a la directora del colegio. Si en cambio eres un adulto, lo mejor que puedes hacer es denunciar la situación a las autoridades.
  7. Manténte segura: lo importante es que te sientas segura de que puedes afrontar la situación, recuerda: sólo tú sabes qué es lo mejor para ti.
  8. Aceptación: esta es la parte más difícil. Acéptate tal y como eres y ten en mente que siempre existirán esos comentarios.

Solamente tú tienes el poder de permitir que la discriminación o el bullying atente contigo de una manera irreversible.

Recuerda que todo lo malo pasa y aunque deje cicatrices, ellas se convierten en un recordatorio de lo fuerte y afortunada que eres.

Ama tus curvas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *