3 razones de como el agua puede ayudar a tu piel

¿Cuántos vasos de agua tomo diariamente? Esa fue la pregunta que me hice a mi misma, y es lo primero que debes preguntarte, y si son menos de 3 los que tomas con el fin de ayudar a tu piel, te recomiendo que sigas leyendo.

El agua que consumes diariamente es de suma importancia para mantener tu cuerpo sano; a pesar de que estamos formados por un 75% de agua, es vital un consumo constante para nuestro bienestar.

Las toxinas que eliminamos diariamente son en su mayoría gracias al consumo de este líquido, de esta forma nos ayuda a prevenir ciertas enfermedades.

Debido a que el agua funciona como un solvente en nuestro organismo causando reacciones químicas manteniendo así un nivel óptimo las funciones corporales, también, ayuda a la renovación celular de la piel.

Si te interesa saber más sobre el tema, aquí en bellaconcurvas.com te muestro las ventajas de tomar agua diariamente.

El agua y la belleza

No muchas personas lo saben, pero el agua forma parte fundamental de los rituales de bellezas diarios, es decir, NUNCA puede faltar el agua en el día.

Este líquido vital ayuda a eliminar las toxinas de nuestro organismo y además ayuda a que nuestra piel luzca radiante y hermosa.

Sí, ni yo misma lo podía creer. 

Yo era de esa clase de personas que podía pasar el día entero sin tomar agua, prefería el café antes que el agua, hasta que un día empecé a notar resequedad en mi piel, sin importar cuánta crema humectante me colocaba, las grietas no cedían, hasta que luego de un poco de investigación descubrí que la falta de ingesta de agua era uno de los motivos de porqué mi piel lucía así.

Así que decidí cambiar por completo mi rutina. De los casi (menos de) 2 vasos de agua que consumía diariamente, comencé a incrementarlos poco a poco hasta llegar a los 2 litros recomendados y fue cuando comencé a ver la diferencia.

Mi piel comenzó a estar más tersa y brillante, y por fin pude decir ¡Adiós a la resequedad!.

No fue algo fácil de hacer, pero mi método fue que poco a poco iba incrementando la cantidad hasta llegar a la recomendada.

Como no podía creer que el agua tuviese esa función en la piel comencé mi propia investigación y descubrí que:

1. Si sufres de acné el agua es buena para ayudar a tu piel

Debido a que te ayuda a eliminar las toxinas y funciona como diluyente natural, si sufres de acné o eres propensa a sufrirlo, entonces, tomar al menos 8 vasos de agua diariamente, tu piel podrá regenerarse rápidamente.

2. Adiós a las arrugas

ayudar a tu piel

Cuando bebes agua la elasticidad de la piel aumenta, es decir, ¡bye bye arrugas! Así es, mientras más agua tomes, tienes más probabilidades de que las arrugas no aparezcan temprano.

3. Piel más brillante

Ya no necesitarás costosas cremas humectantes para ayudar a tu piel y hacerla tersa y brillante. El agua ayuda a que la piel se mantenga hidratada devolviendo la suavidad a ella.

El agua puede ser realmente milagrosa

El agua no solamente te puede ayudar a mejorar tu piel, es considerada como un líquido milagroso para la lucha de muchas enfermedades como por ejemplo el cáncer; estudios han revelado que aquellas personas que consumen más agua tienen menos riesgos de padecer cáncer de vejiga o colon.

Asimismo, este líquido vital ayuda a mejorar el sistema inmunológico y nuestro cuerpo puedo luchar contra enfermedades virales, y prevenir hasta ataques cardíacos.

Y una de las mejores partes, es que te ayuda a perder peso.

Gracias a que el agua ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo a través de la orina, también desecha la grasa, así que mientras más tomes agua, más fácil será bajar esas libras demás.

¡Pero no excedas su consumo!

Lo recomendable es de 8 a 10 vasos de agua diarios para ayudar a tu piel y tu cuerpo en general, puedes dividirlos de la siguiente manera:

  1. Un vaso de agua en ayuna para ayudar a tus órganos a despertar.
  2. Toma un vaso de agua antes de tu desayuno para tener una mejor digestión.
  3. A media mañana junto a tu merienda.
  4. Un vaso de agua antes de almorzar para que de esta forma se reduzca tu apetito y comas menos.
  5. Otro vaso cuando sea hora del snack.
  6. El vaso de agua antes de salir del trabajo.
  7. Recuerda también el vaso de agua antes de cenar.
  8. Y por último un vaso de agua antes de dormir para proteger a tu corazón.

Estos paso fueron los que seguí para incrementar mi ingesta de agua. No es fácil, lo sé, pero cuando comienzas a pensar de que cada cosa que hacer es beneficioso para tu salud el camino no es tan difícil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *